Claves principales del Feng Shui

El Feng Shui es un arte ancestral de origen chino que, en una casa, nos permite organizar todos los elementos con el fin de conseguir mayor bienestar.

El Feng Shui es un arte ancestral de origen chino que, en una casa, nos permite organizar todos los elementos con el fin de conseguir mayor bienestar. Son muchas las personas que ya han adaptado su casa a esta forma de vivir y otras que, aunque se lo plantean, no saben por dónde pueden empezar. Desde GCE os queremos ayudar a que probéis a reorganizar vuestra vivienda acorde con esta corriente china.

Beneficios del Feng Shui

Esta filosofía de vida tiene numerosos beneficios para las personas que habitan en una casa reorganizada. Entre ellos, destacamos los siguientes:

  • Mejora la calidad del sueño
  • Aumenta la capacidad de concentración
  • Facilita las relaciones entre las personas
  • Impulsa la creatividad y la productividad
  • Mejora el bienestar
  • Aumenta nuestra vitalidad

¿Cómo es una casa adaptada al Feng Shui?

  1. Entrada: Lo primero que debes tener en cuenta es la entrada principal a la casa. Esta debe estar correctamente señalizada, limpia y con un timbre en correcto funcionamiento. Una vez entras a la vivienda, evita colocar objetos de gran tamaño cerca de la puerta principal.
  2. Recibidor: El recibidor debe ser acogedor y con un aspecto muy cuidado: coloca cuadros, alfombras, una luz cálida y plantas que hagan de tu regreso a casa una sensación única.
  3. Espejos: Es muy importante que los espejos de la casa estén correctamente colocados y no se sitúen enfrente de las puertas.
  4. Salón y comedor: Aprovecha la mesa del comedor para comer y evita el sofá y la televisión para fomentar las relaciones entre familiares. Además, incluye colores claros como verdes o amarillos. En el sofá, incluye cojines pero que nunca sobrepasen al número de plazas disponibles.
  5. Dormitorio: Elige colores relajantes como los tonos claros y beige y combínalos con el azul. Recuerda que es mejor tener un único colchón de matrimonio que dos pequeños juntos. Por otra parte, evita materiales de metal en la cama o la cabecera.
  6. Baño: El baño siempre debe tener la puerta cerrada, la tapa del inodoro bajada y correctamente perfumado.
  7. Objetos decorativos: Los objetos circulares y espirales son un must del Feng Shui puesto que permiten a la energía fluir y moverse. De este mismo modo, se deben evitar objetos afilados o puntiagudos.
  8. Orden y limpieza: Es importante que la casa siempre este perfectamente ordenada y limpia. Además, debemos deshacernos de los objetos prescindibles y que ya no utilizamos.

Si sigues todos estos consejos, la energía va a poder circular libremente por tu vivienda y podrás disfrutar de todos los beneficios que este arte ancestral chino tiene reservados para ti.

 

Contacta con nosotros

Completa el formulario y te responderemos a la mayor brevedad

Post relacionados